How to Tackle the 8 Most Common Sources of Waste in the Lab

En el entorno de laboratorio moderno, es esencial optimizar la eficiencia y la productividad y, para lograr un laboratorio ajustado, eliminar las fuentes de desperdicios. Al identificar las actividades que requieren mucho tiempo o resultan innecesarias y no añaden valor, los laboratorios pueden reducirlas o eliminarlas para mejorar y simplificar sus flujos de trabajo.

Los principios de ajuste identifican ocho tipos de desperdicios de laboratorio que están presentes en todas las empresas de cualquier industria. Estas fuentes de ineficiencias pueden costar tiempo y dinero al laboratorio, lo que disminuye la eficiencia y productividad en general. La guía "8 Wastes in the Lab – Improve Lab Efficiency" (8 desperdicios en el laboratorio: mejora de la eficiencia de laboratorio) ofrece al personal de laboratorio una herramienta útil para hacer frente a estos desperdicios. Trata sobre cómo identificar y eliminar estas fuentes de ineficiencias e incluye ejemplos del mundo real en los que interviene una amplia gama de equipos de laboratorio de sobremesa: desde dispositivos de pesaje y medición de pH, hasta instrumentos de análisis térmico y de la humedad.