Go Beyond Metal Detection - Future Proof Integration

¿Y si pudiera ir más allá de la detección de metales e introducir un sistema de detección de metales con cinta transportadora integrada para asegurar la flexibilidad en el futuro? Descargue esta guía gratuita en la que se tratan las ventajas de un sistema de detección de metales con cinta transportadora integrada y cómo su diseño pensado para el futuro cumple con los cambiantes requisitos de la industria alimentaria y las necesidades de los fabricantes al detectar contaminación metálica.

Contar con un sistema de detección de metales fiable y altamente sensible en la línea de producción es muy importante para los fabricantes de alimentos, ya que les permite cumplir los requisitos básicos normativos y de conformidad. 

Para obtener un rendimiento fiable y preciso, lo primero es elegir el detector de metales adecuado

A nivel básico, los detectores de metales se instalan para ayudar a asegurar la conformidad con los estándares de seguridad alimentarios y para proteger los costoso equipos en procesos posteriores. En estos casos, puede ser suficiente instalar un detector de metales de nivel básico que ofrezca un buen nivel de rentabilidad y fiabilidad, sobre todo si se trata de un producto seco y no está sujeto al efecto de producto.
Pero ¿y si pudiera disponer de un sistema de detección de metales con cinta transportadora integrada que se adaptara a sus necesidades empresariales y se desarrollara en función de estas? Se trata del siguiente nivel de detección de metales, diseñado para ofrecer muchas más ventajas que la simple detección de contaminación metálica.

Sistemas altamente configurables que proporcionan flexibilidad para el futuro

Con un sistema de detección de metales con cinta transportadora integrada, los fabricantes pueden tener la certeza de que cumplen con la legislación sobre seguridad alimentaria y las exigencias comerciales y la tranquilidad de saber que este ofrece la mejor integración posible para obtener el máximo tiempo de actividad. Se puede ir un paso más allá y complementar el sistema con un software inteligente de recopilación de datos para ofrecer una solución de procesos completamente integrada que mejore la eficacia de la producción.
El diseño modular y flexible permite realizar intervenciones de servicio más seguras, rápidas y sencillas, lo que reduce el tiempo de inactividad de la producción. Los sistemas que proporcionan dispositivos de rechazo intercambiables y una mayor flexibilidad de configuración de los componentes permiten estar preparados de cara al futuro. Los sistemas más innovadores pueden modificarse in situ sin necesidad de soldadura, taladrado ni cortes.

Si la productividad y la protección de la marca constituyen factores clave, puede que la inversión más rentable a largo plazo sea la de un detector de metales optimizado para una aplicación específica, que ofrezca un rendimiento de mayor sensibilidad.

Un sistema de detección de metales con cinta transportadora integrada puede ofrecer una combinación única de tecnología de frecuencia multisimultánea y de supresión de la señal del producto para superar el fenómeno llamado “efecto de producto”. Este provoca que las características propias del producto, como la humedad, el contenido de sal, la temperatura y otros factores, puedan limitar la capacidad del detector de metales de distinguir entre un producto en sí y un contaminante.
Minimizar la señal del producto activo para resolver el problema del efecto de producto presenta dos ventajas principales.

Por un lado, puede detectar contaminantes de forma irregular mucho más pequeños y, en última instancia, disminuye la posibilidad de que productos con contaminación metálica terminen llegando a las estanterías de los minoristas y a manos de los consumidores.

Por otro lado, puede eliminar prácticamente todos los falsos rechazos. Los fabricantes de alimentos pueden reducir el riesgo de retiradas de productos e incrementar la eficacia de sus empleados disminuyendo la carga de investigación asociada a estos falsos rechazos y minimizando el desperdicio innecesario de productos.

Garantía de calidad optimizada

Al invertir en una solución integrada para el futuro, los fabricantes de alimentos se benefician de una solución que ofrece la mejor integración posible para obtener el máximo tiempo de actividad. Las aplicaciones en cintas transportadoras facilitan la inspección de un amplio abanico de productos alimentarios en puntos de control críticos (PCC) con el propósito de proporcionar una garantía de calidad fiable.

Los productos contaminados se detectan y se pueden rechazar y retirar de los procesos de producción mediante una amplia variedad de opciones, desde sistemas de parada al producirse la detección hasta sistemas de rechazo completamente automatizados. Los paquetes de diligencia debida ofrecen opciones de supervisión de seguridad para cumplir los requisitos específicos de conformidad.

Pensar en el futuro

La clave para un sistema de detección de metales con una cinta transportadora integrada para el futuro es un diseño que cumpla los cambiantes requisitos de los fabricantes para desde los productos ligeros hasta los más pesados. Configurar el conjunto de funciones para adaptarlo a los procesos de los fabricantes permite su preparación de cara el futuro, independientemente del entorno de trabajo. Dado el aumento de los costes de producción, los fabricantes de alimentos necesitan soluciones que les ayuden a reducir su coste total de propiedad.