Foodborne Illness: What You Need to Know

Cada año, alrededor de 48 millones de personas en EE. UU. sufren una intoxicación alimentaria. La mayoría de estas enfermedades surgen de repente y duran poco tiempo. Aunque la mayoría de las personas se recuperan solas y sin tratamiento alguno, la intoxicación alimentaria sigue causando unas 3000 muertes al año en el país. ¹ Este artículo abarca todo lo que debe saber acerca de las intoxicaciones que se pueden contraer.

Cuando los alimentos o bebidas contienen bacterias perjudiciales, virus, parásitos o sustancias químicas, a menudo se produce una infección del tracto gastrointestinal. Los síntomas comunes de la intoxicación alimentaria son vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre y escalofríos. El tratamiento de la intoxicación alimentaria depende de qué es lo que causó la enfermedad.

Las bacterias son el motivo número uno

En muchos casos, las bacterias es la causa de la intoxicación alimentaria. Las bacterias pueden contaminar la comida en cualquier momento durante las fases de producción o preparación. En algunos casos, puede que ya estén presentes en el momento de comprar la comida. La leche sin pasteurizar, los productos lácteos y los alimentos crudos, como el pescado, la carne y las aves, pueden ser propensos a causar intoxicación alimentaria. A menudo, la falta de higiene provoca la contaminación de los alimentos en casa o en restaurantes. Por ello, sigue siendo muy importante lavarse las manos, las superficies y utensilios de cocina (como tablas de cortar) para evitar la contaminación cruzada. La contaminación cruzada describe la propagación de las bacterias de los alimentos contaminados a los no contaminados, y es uno de los principales factores de la contaminación alimentaria en casa. Otro factor común son los métodos incorrectos de almacenamiento y preparación. Las bacterias se pueden multiplicar si la comida caliente no se almacena con el suficiente calor o si la comida fría no se almacena con el suficiente frío. Se dice que las bacterias se multiplican rápidamente cuando la temperatura de la comida se encuentra entre los 5-60 °C (40-140 °F). Para detener o ralentizar la propagación de las bacterias, es necesario mantener la comida fría por debajo de los 5 °C (40 °F). Las bacterias se pueden eliminar cocinando los alimentos.


Los virus son minúsculos microorganismos infecciosos que solo se pueden multiplicar dentro de las células vivas de otros organismos. Al igual que las bacterias, pueden provocar intoxicación alimentaria y otras infecciones. En general, las personas se transmiten los virus unas a otras al no lavarse las manos bien después de ir al baño. La comida se puede contaminar cuando la prepara una persona infectada por un virus. Se conoce al norovirus como un virus común por intoxicación alimentaria. Los parásitos y los productos químicos son dos de los factores que provocan intoxicación alimentaria. Los parásitos son pequeños organismos que viven en el interior de otros organismos. Algunos se propagan por el agua contaminada con las heces de personas o animales infectados. Sin embargo, las infecciones parasitarias son relativamente poco comunes en los países desarrollados. Las sustancias químicas pueden ser los pesticidas en frutas y verduras sin lavar, las toxinas en el pescado o el marisco, o las setas silvestres que son tóxicas.

No se deshidrate

Cualquiera que consuma comida contaminada puede sufrir una intoxicación alimentaria. Sin embargo, los bebés, los niños, las embarazadas, las personas mayores y las personas con un sistema inmunitario más débil tienen más probabilidades de intoxicarse que los demás. La intoxicación alimentaria puede provocar deshidratación y otras complicaciones. En el peor de los casos, las intoxicaciones causan problemas de salud que pueden arrastrarse durante mucho tiempo. Normalmente, la mayoría de las personas se recuperan solas, pero hace falta tratar el problema cuando hay signos de deshidratación, vómitos prolongados que impiden retener los líquidos, fiebre alta, dolor agudo en el abdomen o diarrea durante más de dos días. El único tratamiento necesario para la mayoría de los casos de intoxicación alimentaria es sustituir los líquidos perdidos y electrolitos para evitar la deshidratación. En algunos casos concretos, se necesita medicación adicional.

Evitar la intoxicación alimentaria es fácil

Básicamente, la intoxicación alimentaria se puede evitar muy fácilmente. Estos son algunos consejos que tener en cuenta en el día a día:

  • Lavarse las manos durante al menos 20 segundos con agua caliente y jabón antes de preparar la comida
  • Limpiar las superficies y utensilios de cocina con agua caliente y jabón antes de preparar la comida
  • Lavar siempre la fruta y la verdura antes de su consumo
  • Almacenar la comida caliente con el suficiente calor y la comida fría con el suficiente frío
  • Asegúrese de que cocina los alimentos el tiempo suficiente para eliminar las bacterias perjudiciales que provocan enfermedades. Se puede usar un termómetro para carne con el fin de comprobar que los alimentos se cocinan con la temperatura interna adecuada
  • Piense en sus métodos de almacenamiento y asegúrese de mantener la carne, el pescado y las aves crudas alejadas de los demás alimentos

Referencias: 

Centers for Disease Control and Prevention https://www.cdc.gov/foodborneburden/2011-foodborne-estimates.html 

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases: https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/foodborne-illnesses