How Food and Beverage Companies Can Overcome Supply Chain Disruptions

La industria alimentaria y de las bebidas se enfrenta a muchos retos. Responder con rapidez a las cambiantes demandas de los consumidores, aumentar los requisitos de seguridad alimentaria y cumplimiento de la normativa y mejorar la productividad al tiempo que se incrementa la calidad de los productos son algunos de los obstáculos que debe superar la industria. En 2020, se puso de manifiesto las áreas más débiles y más fuertes de la gestión de la cadena de distribución. Superar y adaptarse a los retos de la interrupción sigue siendo una prioridad hoy en día para garantizar que los ingredientes y los productos se entreguen a tiempo y en las condiciones adecuadas.

Adaptarse a un escenario cambiante

La exigencia de cumplir los nuevos estándares y normativas incluye la necesidad de que las empresas se adapten a las cambiantes demandas de los consumidores. También deben cumplir las expectativas relativas a la integridad y la sostenibilidad de los productos, o corren el riesgo de quedarse atrás frente a la competencia.

Fabien Bergeron, gestor de cuentas clave de Global Trade Magazine, destaca algunos de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas de alimentación y bebidas, y las soluciones necesarias para hacerse camino más allá de 2021:

  • “Un mayor volumen de transacciones directas al consumidor (DTC). Con un mayor número de consumidores que compran desde casa, la creación y el cumplimiento de estas redes de distribución se han convertido en trabajos a tiempo completo para las organizaciones de alimentos y servicios de alimentación.
  • La interrupción de la continuidad de la cadena de distribución de principio a fin ha aumentado el precio mundial de los productos alimenticios y de las bebidas y ha hecho más inaccesible el suministro mundial de alimentos.
  • Interrupción de las redes de transporte necesarias para poder entregar estos pedidos DTC (por ejemplo, escasez de camioneros, escasez de contenedores marítimos, limitaciones de la capacidad de transporte, etc.).
  • Presencia, composición y ubicación de la mano de obra. A pesar de la situación económica actual, sigue siendo difícil encontrar mano de obra disponible en algunas zonas.
  • La reducción de los viajes aéreos de los pasajeros ha afectado considerablemente al transporte aéreo de mercancías, que es el método por el que se transportan la mayoría de los productos perecederos. (Según DHL, la capacidad de carga aérea disminuyó más del 80 % en las rutas entre Europa y América Latina en 2020).
  • Escasez de existencias de materias primas y componentes que afectan a la producción.
  • La escasez de existencias que afecta a las ventas de las empresas de fabricación y distribución”.

Bergeron explica a continuación los tres pasos que todas las empresas de alimentación y bebidas pueden dar ahora para que sus cadenas de distribución sean más resistentes y responsables. Algunas de las medidas proactivas que hay que tomar son:

1.       Centrarse en la versatilidad de comercialización

2.       Reforzar la gestión de la cadena de distribución de principio a fin  

3.       Aprovechar los ecosistemas tecnológicos

 

Visibilidad digital

Nunca ha sido tan importante aplicar soluciones con visión de futuro. Las capacidades tecnológicas de la Industria 4.0 impulsan la capacidad de cumplir los requisitos de productividad y mejorar la eficiencia de los recursos, además de apoyar los procesos de calidad.

La flexibilidad de los sistemas preparados para el futuro puede apoyar y crecer con las necesidades de la empresa. Para que el funcionamiento, la continuidad y el rendimiento se ajusten a la legislación sobre alimentos y bebidas, a los requisitos de los minoristas y a las exigencias de los consumidores.

Puede leer más sobre el tema en el siguiente artículo: What’s Keeping Food and Beverage Companies Up at Night in 2021? - Global Trade Magazine