Putting Food Waste to Good Use

Creación de material de envasado biodegradable con biomateriales procedentes de residuos agrícolas

Casi un tercio de todos los alimentos producidos en el mundo acaban en la basura. Esto, a su vez, produce 3300 millones de toneladas de gases de efecto invernadero al año. Al mismo tiempo, los fabricantes buscan alternativas al uso de plásticos no biodegradables en sus productos y envases. Estos dos problemas separados han encontrado una solución difícil de creer: crear plástico biodegradable a partir de residuos alimentarios.

Si esta solución parece demasiado buena para ser verdad, es en gran parte porque se trata de un tipo muy específico de residuos alimentarios que funciona con esta técnica: los residuos lácteos. A ello contribuye el hecho de que una gran proporción de los alimentos que se desperdician cada año es de origen lácteo, lo que significa que no hay escasez de materia prima. La tecnología en cuestión procede de un fabricante estadounidense llamado MiTerro. La empresa ha desarrollado una forma de utilizar los residuos lácteos para crear fibras que, a su vez, se hilan en tela. Otras investigaciones han desarrollado un método para utilizar el grano usado para crear un material de envasado flexible que puede servir como sustituto del plástico.

Ahora, aunque la idea de hacer una camisa con leche echada a perder resulte un poco extraña, la capacidad de crear material de envasado flexible ha llamado la atención de los fabricantes como una forma de salir de la dependencia de los plásticos más tradicionales. Aunque es cierto que es posible reciclar los envases de plástico, los recursos y la infraestructura necesarios para hacerlo son exigentes. El hecho es que, desgraciadamente, muchos plásticos acaban en los vertederos o en gigantescas barcazas de basura flotantes, independientemente de lo reciclables que puedan ser. La eliminación del uso de plásticos no biodegradables por completo parece una opción mejor.

El comportamiento de los consumidores también lo corrobora. Las empresas que son capaces de transmitir su compromiso con la fabricación y el envasado éticos y sostenibles son muy apreciadas por los consumidores. Uno de los efectos secundarios inesperados de la pandemia de la COVID-19 ha sido una mayor concienciación tanto de la importancia de un suministro de alimentos sostenible como de la preocupación por el problema del desperdicio de alimentos. En concreto, en los primeros días de la pandemia, la falta de cadena de distribución hizo que muchos consumidores que normalmente no habrían estado expuestos a la escasez de alimentos fueran conscientes de los problemas reales que esto puede causar. Encontrar una forma de reducir el desperdicio de alimentos, y de reciclar o utilizar de otro modo lo que se desperdicia, se ha convertido de repente en una prioridad para personas que quizá nunca se lo habían planteado.

Por lo tanto, no es de extrañar que MiTerro haya visto un aumento de las solicitudes de fabricantes por su tecnología. En concreto, la empresa ha llamado la atención de los fabricantes con sede en Europa, donde la normativa gubernamental presiona a la industria para que elimine por completo el uso de plásticos no biodegradables o no compostables. Romper la dependencia de estos materiales llevará tiempo, por supuesto, y es poco probable que la solución de MiTerro resuelva por sí sola el problema. Pero es un enfoque innovador para los problemas de los residuos alimentarios y los plásticos no biodegradables.

Lo que MiTerro tiene a su favor en este momento es tanto el hecho de que su tecnología es capaz de producir un envase respetuoso con el medio ambiente más barato que muchas alternativas, como el aumento del interés que sin duda les ayudará a financiar la investigación de otros usos para otros tipos de residuos de alimentos. Todavía queda mucho camino por recorrer antes de que se pueda eliminar por completo el uso de plásticos en los materiales de envasado, pero el futuro parece prometedor.

Más información:

Upcycling food waste into a biobased plastic alternative (foodnavigator.com) (Convertir los residuos alimentarios en una alternativa de plástico de base biológica)

This Activist Is Turning Expired Milk Into T-Shirts to Fight Food Waste (globalcitizen.org) (Este activista convierte la leche caducada en camisetas para luchar contra el desperdicio de alimentos)

Sustituir el plástico por biomateriales fabricados con residuos agrícolas: MiTerro